Qué hacer si te pierden el equipaje

19/04/2017

COMPARTE

Uno de los imprevistos que pueden jugarte una mala pasada durante tus viajes es la pérdida de las maletas. Resulta fundamental a la hora de planear nuestras vacaciones saber qué hacer si te pierden el equipaje. Las cifras hablan de unas 10.000 maletas perdidas a diario, aunque la gran mayoría de ellas aparecen y se entregan en destino.

Es decir, aunque en torno al 90% del equipaje extraviado es devuelto a sus dueños, nadie habla de los perjuicios que puede causar esta pérdida transitoria. Imagina el problema al que te enfrentarías si, al llegar a tu alojamiento, te encuentras sin lo más básico: ropa, zapatos, productos de higiene, medicinas…

Lo primero qué hacer si te pierden el equipaje es solicitar en el mostrador de la compañía el formulario P.I.R (Parte de Irregularidad de Equipaje). Recuerda que hay unos plazos que debes cumplir para poder reclamar tus maletas. En el caso de vuelos nacionales dispones de diez días y, si el vuelo es internacional, siete días. Es la ley quien determina las indemnizaciones y, así, es el Convenio de Montreal de 1999 el que a nivel internacional regula estas compensaciones. Por su parte, en el ámbito nacional lo hace la Ley de Navegación Aérea y el Real Decreto 37/2001. Respecto a las cantidades especificadas en estas normas están valoradas en DEG (Derechos Especiales de Giro), una unidad monetaria fluctuante cuyo valor se sitúa en torno a 1,13 €.

Existen una serie de consignas que debes conocer para poder saber qué hacer si te pierden el equipaje. Al tratarse de una gran cantidad de objetos personales, suele suceder que las compensaciones económicas nos resulten insuficientes. Se trata de cifras que rondan los 19 € por kg facturado hasta un máximo de unos 560 € en vuelos nacionales. Si se trata de un vuelo internacional, aunque depende del país, la media ronda los 28 € por kg, hasta un máximo de 1.100 €. Si quieres percibir un mayor importe, a la hora de facturar deberás declarar el valor de tu equipaje. Esto conlleva un gasto extra, pero la indemnización que recibirás será el valor exacto de ese equipaje.

Una vez que rellenes el impreso, hay otra serie de pasos que puedes dar, además de esperar que te llegue. Por eso, llamar y preguntar por tu expediente es una práctica que deberías repetir, ya que puede conseguir que no se ralentice el proceso. Además, es conveniente tomar una serie de medidas (antes de facturar) que te ayuden a localizar el equipaje más rápidamente.

Entre ellas es fundamental poder describir la forma, peso, tamaño etc. de la maleta que has facturado, y también identificarla tanto en el exterior -en un lugar visible- como en el interior, si es posible con los datos de origen y de destino. No es nada recomendable llevar en el equipaje que facturas objetos importantes, como móviles, cargadores, cámara de fotos,tablet o reservas de hotel y billetes de vuelta. Asimismo, es fundamental que conserves la pegatina que te darán en el mostrador de facturación con un código, ya que te será imprescindible para reclamar.