Lo que no cubre la Seguridad Social cuando viajas

19/04/2017

COMPARTE

Cuando planeamos un viaje solemos pensar en las maletas, el transporte hasta el aeropuerto o el estado de nuestro vehículo, pero raras veces caemos en la cuenta de que puede que suframos una enfermedad o un accidente cuando estamos fuera de casa. En general, solemos pensar que el sistema público de salud nos respaldará y solucionará cualquier imprevisto que suceda durante nuestras vacaciones. Pero esto no es siempre así, por eso a continuación te contamos lo que no cubre la Seguridad Social cuando viajas.

En realidad, lo único que cubre la Seguridad Social en los viajes son las garantías incluidas en la tarjeta sanitaria europea, que está limitada a trabajadores dados de alta en la seguridad social, pensionistas y extranjeros con permiso de residencia, así como sus cónyuges. Si tu situación no es una de las anteriores, no serás atendido, al menos, no si no abonas las facturas del hospital o centro de salud en el que te atiendan.

Por supuesto, debes tener en cuenta que exceptuando algún país con el que España tiene convenio, en la inmensa mayoría de los destinos fuera de Europa no estarás cubierto por la Seguridad Social, es decir, deberás recurrir a la sanidad privada, en muchos casos de precios realmente elevados.

Igualmente, lo que no cubre la Seguridad Social cuando viajas son costes como el vuelo de regreso al país de origen si has caído enfermo o has sufrido un accidente. En ocasiones, es preferible regresar a casa para seguir el tratamiento indicado, pero si no has contratado un seguro de viaje deberás abonar íntegramente el billete de regreso y, en el peor de los casos, un avión medicalizado (el equivalente aéreo de una ambulancia). No olvides que como los sistemas de asistencia sanitaria de cada país son diferentes, los servicios que en España son gratuitos pueden no serlo en otros.

Es importante tener en cuenta que la tarjeta sanitaria europea no es una alternativa al seguro de viajes, ya que lo que no cubre la Seguridad Social cuando viajas es:

  1. No cubre la atención médica en viaje fuera de la Unión Europea y sin la tarjeta sanitaria en vigor.
  2. No ofrece indemnizaciones por accidente.
  3. Dentro de la Unión Europea, y si cuentas con la Tarjeta Sanitaria Europea en vigor, recibirás la misma atención que los ciudadanos del país que estés visitando. Pero recuerda que no todos los sistemas de salud públicos son iguales al nuestro; deberás abonar los copagos o los gastos que se exijan por hospitalizaciones, traslados sanitarios o intervenciones quirúrgicas.

Antes de cerrar la puerta de tu casa, no olvides revisar lo que no cubre la Seguridad Social cuando viajas para que no te lleves ninguna sorpresa desagradable durante tus vacaciones y puedas disfrutar de ellas sin preocuparte por nada.